domingo, 28 de agosto de 2011

"Un cuento chino"






EL REGALO QUE NO SE VE
Hace tiempo, un hombre castigó a su hija de tres años por desperdiciar un rollo de papel fino para envolver regalos. El dinero venía escaso en esos días, por eso explotó de furia cuando vio a la pequeña tratando de envolver una caja.
A la mañana siguiente, la niña regaló a su padre la cajita envuelta y le dijo: "Esto es para ti, papi". Él se sintió avergonzado, pero cuando abrió el paquete y lo encontró vacío, gritó con ira: "¿Acaso no sabes que cuando se hace un regalo se supone que debe haber algo dentro?".
La pequeña miró hacia arriba y, con lágrimas en los ojos, dijo: "¡Pero, papá, no está vacía!. ¡Yo metí besos para ti!".
El padre se sintió muy mal, abrazó a su hija y le suplicó que le perdonara.
Dicen que el hombre guardó ese regalo dorado cerca de su cama durante muchos años, y que siempre que se derrumbaba, tomaba de ella un beso y recordaba el amor que su hija había depositado dentro.
De alguna forma, cada uno de nosotros hemos recibido algún obsequio de amor incondicional de nuestros hijos, amigos, familia...
Nadie podrá tener jamás una propiedad más grande y hermosa que esa.


¡El amor es el regalo más preciado que podemos recibir!








No hay comentarios:

Publicar un comentario

A nuestro padrino JUAN DOMIINGO de IRIARTE

Juan de Iriarte Levantaste el vuelo y fuiste para el cielo, ya estarás gozando al lado de Dios, nos adelantaste en ese sendero, que un...