domingo, 1 de enero de 2017

Fin de año en el mundo N° 6

Y terminando nuestra recorrida por algunas tradiciones de unos pocos países del mundo, aprovechamos para desearles a todos un... 
¡Feliz y Próspero 2017!!!
Perú

En Perú, la noche del 31 de diciembre muchas personas asisten a una fiesta, otros lo reciben en casa. Tras la exquisita cena de nochevieja, cuando aún faltan pocos segundos para las doce de la noche, los medios de comunicación (radio y televisión) hacen una cuenta regresiva, cuando la cuenta regresiva y el reloj dan la medianoche todos se abrazan y se expresan los unos a los otros frases de buenos deseos, todo esto transcurre en un ambiente de gran regocijo al tiempo que brindan con un champán, vino, pisco sour, etc. La música, los fuegos artificiales, petardos y cohetes acompañan este festejo.
A diferencia de la cena de navidad, la cena de año nuevo es muy variada. Por lo general son grandes banquetes donde los platillos favoritos son el pavo, cerdo al horno, acompañadas de una variedad de ensaladas y arroz.

Las uvas se comen durante la cuenta regresiva, son doce uvas que a modo de un ritual cabalístico se van comiendo una tras otra mientras se pide un deseo con cada una de ellas (doce deseos). Las uvas deben ser seis verdes y seis moradas.
La tradición más popular durante la nochevieja es el uso de las prendas interiores de color amarillo, que según dicen atrae las buenas energías para el año que viene, es mejor llevarla al revés hasta la medianoche y después de ella cambiarla al derecho.

Bolivia

Algunas costumbres de las familias bolivianas son:
Comer doce uvas: Es la tradición más antigua y más seguida en muchos países.
Cenar cerdo: El plato que se sirve en la cena de año nuevo lleva como ingrediente principal la carne de cerdo, puesto que ésta representa abundancia y prosperidad.
Ropa interior roja y amarilla: Es una de las tradiciones más modernas, pero de las más seguidas. 
Cenar lentejas llama a la prosperidad.



Meter un anillo de oro en tu copa de champagne. Para no tener problemas económicos en el año que entra, hay quien asegura que lo mejor es meter un anillo o una pulsera de oro dentro de la copa con la que vayas a brindar.
Escribir tres deseos. Se trata de escribir tres deseos en tres trozos de papel diferentes y mantenerlos pisados mientras se acaba el año. Una vez inaugurado el nuevo año, se deben quemar los papeles. Así, los más supesticiosos aseguran que se cumplirán a lo largo de los 365 días.



Chile

Tradicionalmente, la espera del Año Nuevo en un hogar chileno viene precedida por una abundante cena familiar, que por lo general incluye como plato fuerte un pavo relleno, un pollo o carne de vacuno o cerdo. Los integrantes suelen vestir de forma especial para la ocasión, eligiendo sus mejores vestimentas.

Una de las más extendidas prácticas durante las fiestas es la de comer lentejas, un plato de “buena suerte” por excelencia. Según la tradición, se debe comer una cucharada de ellas cuando el reloj indique el cambio de año.
Un elemento esencial en el Año Nuevo chileno es la champaña o vino espumoso, servido sólo o con helado de piña. Cuando la cuenta regresiva termina, cientos de botellas se abren al mismo tiempo, por lo que es recomendable apuntarlas hacia arriba para evitar golpear a alguien con el corcho que sale disparado.


Uruguay

Cada 31 de diciembre se lanzan desde los edificios de Montevideo bombitas y baldes de agua, para celebrar el fin de año, en pleno verano austral. A la hora 0 del 1º. de enero, los fuegos artificiales colorean el cielo uruguayo.

Barrer a las doce de la noche elimina las malas energías y todo lo malo que pueda haber sucedido en el año que se va, así como también lo hace el tirar un balde de agua desde el portal de las casas,
no deben faltar ni las uvas, ni la ropa interior amarilla y roja, ni las lentejas, ni las maletas para poder viajar el año entrante,  porque todo suma y todo aporta a la ilusión de un año nuevo mejor.

Paraguay

Entre las creencias está aquella que consiste en limpiar la casa y las piezas, deshaciéndose de la “basura”, de los objetos obsoletos o en deshuso; y luego, renovando la ubicación de los distintos objetos de la casa.
En la noche de fin de año todos acostumbran a vestir ropas nuevas y de color blanco, que alude a la pureza y la limpieza con que todos inician este nuevo año, garantizando también la buena salud y la ausencia de enfermedades.

Así también, a la medianoche, más de uno, cumplirá con otras creencias como: 1)Sentarse frente al pesebre, encender una vela y pedir un deseo al Niño Jesús; 2)Vestir ropas o calzar zapatos de color amarillo, para atraer el dinero y la felicidad; 3)Cruzar la calle con una valija en la mano presagiando un viaje largo durante el nuevo año; 4)Comer doce uvas con cada uno de los doce repiques de la campana, pidiendo un deseo con cada uva; 5)Subir a una silla o la escalera para obtener ascensos y mejoras en todos los aspectos de la vida; 6)Derramar un vaso de agua hacia la calle para deshacerse de las penas, las tristezas y las amarguras; o 7)Juntar tres piedras y guardarlas en la casa, simbolizando salud, dinero y amor.





Textos e imágenes de internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Hijos somos todos"

Repasando algunas noticias, leí por allí este asunto de querer cerrar hospitales con la excusa de concentrar en uno moderno, tecnológic...